Los lodos generados en las plantas de aguas residuales se reutilizan en la agricultura

Los lodos generados en las plantas de aguas residuales se reutilizan en la agricultura

En los procesos de depuración de agua residuales existen dos líneas bien diferenciadas; una que trata las aguas provenientes del uso doméstico e industrial y otra de fangos, que separa y procesa la acumulación de materia orgánica y nutrientes que el agua arrastra consigo.

El destino del agua tratada en las depuradoras de aguas residuales es la devolución a nuestros ríos, una vez pasado los distintos procesos que garanticen que se encuentran en condiciones óptimas para el medio ambiente.

¿Pero qué ocurre con los lodos que generan la depuración del agua residual?

Los fangos provenientes de la depuración de agua residuales tienen distintas aplicaciones. Los que se generan en las plantas de Aljarafesa, en concreto, son aplicados a la agricultura de la zona, cumpliendo los principios básicos medioambientales de cercanía geográfica y reutilización y, por supuesto, con los parámetros legales para su aplicación a la agricultura, en los que se miden especialmente los metales que pudieran contener.

Estos lodos, tras pasar por un proceso de espesado, digestión y secado son utilizados como abonos en distintas plantaciones y cultivos, generando beneficios ecológicos y un ahorro importante para el agricultor frente al abonado tradicional con productos químicos.

Además, se puede destacar como atributo novedoso que, la empresa responsable de la retirada de lodos de las depuradoras, realiza estudios de cultivo en los que se analizan la demanda de nutrientes y materia orgánica que admite el suelo, para optimizar las cosechas.

 

 

 

 

 

Escudos