La Presidenta de la Junta inaugura la ampliación de la depuradora de aguas residuales “Guadalquivir” de Aljarafesa

La Presidenta de la Junta inaugura la ampliación de la depuradora de aguas residuales “Guadalquivir” de Aljarafesa

La Presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha inaugurado la ampliación de la depuradora que recibe las aguas residuales de 22 de los 34 municipios integrados en la Mancomunidad de Municipios del Aljarafe.

Dicha ampliación ha consistido en la duplicación de las instalaciones que se pusieron en funcionamiento en 1998, y garantiza la depuración en el horizonte de los próximos 30 años y a una población de 350.000 habitantes, duplicando asimismo su capacidad dada la demanda causada por el crecimiento poblacional de los últimos años.

Es decir, que con las obras realizadas se puede dar servicio a 655.000 habitantes equivalentes y depurar un caudal de 105.000 metros cúbicos al día. Estas obras de ampliación han supuesto una inversión de cerca de 25 millones de euros.

En la depuradora, ubicada en el término municipal de Palomares del Río, se emplea tecnología convencional de fangos activados, a la que se suma el tratamiento físico- químico y procesos de nitrificación y desnitrificación, así como la eliminación biológica y química de fósforo y es la responsable de mantener el equilibrio ambiental de las aguas que se vierten desde los municipios del Aljarafe, al río Guadalquivir.

Dada la catalogación en el año 2006 del río Guadalquivir como zona sensible, obligó a la adaptación de la planta para el tratamiento de nutrientes (nitrógeno y fósforo) hasta unos valores más estrictos de lo habitual, además del procesado de lodos, el control de olores y la depuración de gases.

Así pues, la ampliación realizada ha incluido la adaptación y reforma de las líneas de tratamiento biológico existente para la eliminación biológica de nutrientes. Además se han incorporado, entre otros, nuevos tratamientos como un tamizado de aguas pluviales, trituración en líneas de fangos y sustitución de todos los cuadros de baja tensión y de automatización y control.

También se ha instalado un proceso biológico a media carga con aireación mediante difusores y se han rediseñado las distintas áreas de tratamiento para mejorar su rendimiento, aumentando la eficacia en la eliminación de nutrientes.

Como se puede ver, el compromiso ambiental de esta empresa de aguas tiene una larga tradición, ya que fue precisamente la puesta en marcha de esta planta de depuración la primera en funcionar en una comarca a nivel nacional, en el año 1998. Es decir, que hace apenas dos décadas los pueblos que integran la comarca del Aljarafe vertían sus aguas directamente y sin depurar a los ríos y arroyos; Agrio, Pudio, Majalberraque, Alcarayón, Guadiamar y Guadalquivir, en la actualidad, el saneamiento integral del Aljarafe ha logrado que, a día de hoy, todas las poblaciones a las que Aljarafesa presta servicio resuelvan de forma conjunta el problema de sus vertidos, dando la mejor solución al que hace tan poco tiempo era un serio problema sanitario y ambiental.

Es más, incluso se estudia la reutilización de los subproductos recuperados en los procesos productivos de la planta dándoles una segunda oportunidad para ser utilizados debidamente. Por una parte, se generan residuos sólidos que se envían a plantas de transferencia y tratamiento para su posterior reciclaje. Por otra parte, se obtiene un lodo rico en materia orgánica y nutrientes que, una vez estabilizado y deshidratado, se gestiona aplicándolo directamente a la agricultura. Además, a través de los procesos de espesado, digestión y secado, se genera biogás como subproducto del tratamiento de fangos, que es aprovechado enérgicamente en el propio proceso de depuración.

 

 

 

 

 

Escudos