Aljarafesa adjudica su nuevo Sistema de Información Geográfico

Aljarafesa adjudica su nuevo Sistema de Información Geográfico

Aljarafesa adjudica su nuevo Sistema de Información Geográfico

Aljarafesa ha adjudicado por cerca de 325.000€ el servicio de suministro, implantación, despliegue y migración de datos del GIS, Sistema de información Geográfico corporativo a la UTE Tracasa- TCA.

El pasado 7 de junio, Aljarafesa puso en marcha la ejecución de un nuevo GIS. Un Sistema de Información Geográfica es un conjunto de apliaciones que nos permiten visualizar, analizar y comprender relaciones, patrones y tendencias de los datos de una organización de una manera espacial.

En el sector del agua, el GIS es una pieza clave. Desde su aparición en la década de los 60, las empresas de agua de todo el mundo lo han utilizado de manera extensiva. El ciclo integral del agua gestiona un activo disperso en el territorio y normalmente, soterrado (tuberías, válvulas, acometidas, imbornales, colectores, etc.), por lo que tener dicha información espacial al alcance y la posibilidad de analizarla, es primordial para realizar una gestión eficiente de la misma.

La utilización del GIS nos indica no sólo dónde se encuentran nuestros abonados, sino, cómo se relacionan con la infraestructura hidráulica. Conocemos el entorno que los rodea, e incluso cómo llegar a ellos de la manera más eficiente para resolver incidencias que puedan ocurrir.

Análisis como “¿cómo puedo aislar una zona para reparar una avería afectando al menor número de usuarios? O ¿Dónde se encuentran mis abonados y cuál es la manera más eficiente de darles servicio?” dimensionan la importancia de la utilización de estos sistemas para la toma de decisiones dentro de una empresa de estas características. Decisiones tan importantes como la renovación de la infraestructura hídrica, la movilización de cuadrillas y contratas para la resolución de problemas y análisis de mejorar en la red para mejorar y asegurar la conservación del medio ambiente y la sostenibilidad.

Pero además, gracias a la democratización de los mapas, se ha conseguido que cualquier actor del ciclo integral del agua, (técnicos, empleados, clientes, etc.), se pueda beneficiar de qué es lo que ocurre e interactuar con Aljarafesa. Por ejemplo, un abonado puede ver qué ocurre en su zona, si una incidencia le afecta o no, o incluso comunicarse con Aljarafesa para informar sobre un problema de una manera sencilla y ágil.

Aljarafesa adjudica su nuevo Sistema de Información Geográfico

Con todo esto, Aljarafesa cumple con uno de sus objetivos estratégicos que redunda en la satisfacción del cliente gracias a la mejora de procesos a todos los niveles que un GIS es capaz de proveer a una empresa de aguas.

Esta última perspectiva es concretamente, la que diferencia esta nueva herramienta de la anterior. Mientras que el GIS anterior estaba destinado a unos pocos técnicos, el nuevo GIS se trata de una plataforma o conjunto de aplicaciones al que tendrán acceso la totalidad de la compañía, incluidos los propios clientes, adaptándose a las necesidades de cada uno y convirtiéndose en un sistema corporativo.

El 80% de los datos que posee una empresa es de carácter espacial

El GIS y el Big Data van de la mano a la hora de descubrir patrones y tendencias. Los análisis que ahora somos capaces de ejecutar gracias a los sistemas Big Data encuentran en el GIS la ventana perfecta para mostrar sus resultados. Por su naturaleza, el GIS se puede convertir en la médula espinal de las aplicaciones de la compañía. Si es difícil entender cómo se relacionan conceptos de diferentes sistemas (la presión en un punto que nos da el SCADA o la cuadrilla implicada en una obra), cuándo el GIS entra en juego, unimos diferentes conceptos de estos sistemas a través de algo tan entendible como una posición geográfica donde ocurren las cosas.

El 80% de los datos que posee una empresa es de carácter espacial, por lo que el sistema de información geográfico se erige como el sistema corporativo por excelencia, ya que se integra con el entorno del resto de las aplicaciones de Aljarafesa de una forma absolutamente natural.

La complicación en la implementación de un sistema informático hoy día es bastante más fácil que en el pasado. Los auténticos retos surgen en gestionar de manera adecuada la gestión del cambio de los componentes de la compañía. La tecnología por sí misma no genera beneficio, sino que el beneficio se genera cuando se optimizan los procesos de la empresa. Eso requiere una concienciación de todos y cada uno de los componentes de la misma y una labor de coordinación de todos y cada uno de los componentes de la misma y una labor de coordinación y comunicación interdepartamental importante.

 

 

 

 

 

Escudos